Las impresoras 3D Makerbot Method X como herramientas clave en la creación de plataformas de recogida de datos para agricultores

Las impresoras 3D Makerbot Method X como herramientas clave en la creación de plataformas de recogida de datos para agricultores

Los agricultores, cada vez más, se enfrentan en su día a día a la incertidumbre causada por los cambios en el clima. La empresa Dragontech espera encontrar un equilibrio con una nueva plataforma accesible de recopilación de datos basada en drones fabricada con impresoras 3D.

El investigador experto en agrotecnia, Mel Wieting siempre ha sido un visionario en el mundo de la agricultura. Tras graduarse con un máster en Stanford a principios de los 80, Wieting entró a trabajar en uno de los principales laboratorios de investigación respaldados por el gobierno de Estados Unidos, el Lawrence Livermore National Laboratory (LLNL), trabajando en tecnologías para predecir y maximizar el rendimiento de los cultivos.

Tras 15 años en el LLNL, emprendió su propio camino. En 2003, él y un socio empezaron a trabajar en sensores y controladores que pudieran supervisar y controlar grandes sistemas de riego por pivote en granjas. La empresa, AgSense, se convirtió en líder del sector de la tecnología de gestión remota y recientemente ha sido valorada en casi 100 millones de dólares. Desde entonces, Wieting se dedica a la tecnología agrícola.

Soluciones personalizadas y accesibles para recoger datos de cultivos

En 2020 Wieting puso en marcha su última empresa, Dragontech. La experiencia del sobrino de Wieting en grandes explotaciones comerciales complementa a la perfección la experiencia de Wieting en ingeniería e investigación de software y sistemas.

En la actualidad, las grandes explotaciones cuentan con los recursos necesarios para contratar a consultores que recojan los datos, algo con lo que Wieting está muy familiarizado, ya que ha realizado labores de consultoría durante los últimos nueve años. Las herramientas que utilizan esos consultores son paquetes muy personalizados que incluyen, entre otras cosas, drones repletos de sensores. Estos paquetes personalizados suelen ser menos accesibles para los propios agricultores, pero serían muy valiosos para identificar y abordar posibles problemas en sus campos. «Queremos ser capaces de integrar prácticamente cualquier tipo de sensor en un dron, y hacer que todo se integre en una única plataforma para que cualquiera pueda usarlo», dice Wieting.

«Hay formas de crear soluciones en la actualidad, pero existe un gran mercado potencial para una solución más sencilla que se adapte directamente a los agricultores», afirma Dragontech, que pretende ofrecer al sector soluciones estandarizadas y personalizadas para facilitar y, con suerte, generalizar su adopción.

Impresoras 3D Makerbot Method X como herramienta clave para construir los drones

«Tengo algo de experiencia en el uso de impresoras 3D, pero lo que me cautivó de la impresora 3D Makerbot Method X fue el uso de material de fibra de carbono junto con la cámara calefactada cerrada, lo que da lugar a piezas muy resistentes, importante cuando estoy imprimiendo accesorios para fijar sensores de 10.000 dólares a un dron.”

«Salimos y compramos un dron empresarial de DJI, unas cuantas cámaras y LIDAR diferentes, y la parte clave de esto: la impresora 3D Makerbot Method X».

En realidad, Dragontech, no construye los drones en el centro de la plataforma, los adquiere de otra empresa, DJI, que suministra drones de nivel empresarial que pueden transportar cargas útiles extremas. Y Dragontech construye las integraciones de los sistemas.

La impresión 3D permite a Wieting diseñar y probar rápidamente variaciones de soportes que sostengan y equilibren los instrumentos de los drones.

Una de sus primeras construcciones fue un dron DJI Matrice con un conjunto de sensores avanzados (FLIR, multiespectral y LIDAR) y una unidad de procesamiento a bordo (GPU y batería), todo ello montado mediante soportes y accesorios de fibra de carbono impresos en 3D.

Creando un entorno de aprendizaje práctico con la tecnología 3D

En 2016, Wieting se asoció con un amigo para fundar Create Minneapolis, una organización sin ánimo de lucro dedicada a enseñar tecnología a niños de entornos urbanos. Su pasión está muy clara cuando habla de los estudiantes con los que trabaja: «[Dragontech] es importante para mí, pero si puedo ayudar a enseñar a los niños y darles acceso a esta tecnología y experiencia en el mundo real, al final del día eso es lo más importante.»

Una notable sinergia entre su organización sin ánimo de lucro y su empresa es que puede ofrecer a los estudiantes experiencia técnica del mundo real -incluida la resolución de problemas mediante el diseño CAD y la impresión 3D- a través de las prácticas en Dragontech. «Tenemos un grupo de estudiantes en un equipo de robótica y les dijimos: ‘oye, vamos a crear esta empresa, ¿qué tal un programa de prácticas?’, y les entusiasmó”.

Los estudiantes en prácticas, que ya han utilizado las herramientas de diseño CAD y la impresión 3D en las clases o en los equipos de robótica, aportan sus conocimientos, pero también lo que Wieting describe como «una curiosidad ilimitada para resolver problemas», algo que no siempre abunda en los adultos.

Reducción de costes y tiempos

Aunque la creación de piezas con la impresora 3D industrial Makerbot Method X ha ahorrado mucho tiempo al equipo de Dragontech gracias a los prototipos rápidos que pueden probar sobre el terreno, la utilidad de la tecnología no acaba ahí. Una vez que Dragontech avance en su fase inicial de diseño y pruebas, el plan de Wieting es crear una línea de producción ágil con un inventario digital de piezas.

«Puedo empezar a imprimir las piezas de inmediato, y puedo tenerlas mucho más rápido que si utilizara un proveedor para conseguir la pieza, así que es un beneficio enorme tener la impresora 3D industrial».

Una vez que las piezas hayan sido examinadas y optimizadas por un ingeniero externo, se creará una especie de inventario digital que les permitirá imprimir piezas bajo demanda. Esto reducirá al mínimo su necesidad de subcontratar la producción o de destinar un espacio excesivo al almacenamiento de inventarios físicos.

Aunque la agricultura es el punto de partida, Mel Wieting ve el potencial de Dragontech en una gran variedad de industrias que requieren la supervisión remota y la recopilación de datos en vastos entornos. «Estamos empezando en la agricultura, donde vemos una necesidad obvia del mercado. Pero hay muchas otras industrias y aplicaciones a las que podríamos abrirnos en el futuro.”

Contacta con nosotros

Si quieres implementar la tecnología 3D, contáctanos.

Contacta con nosotros